La Vall Grup logo
¿Hormigas o termitas voladoras? imagen

¿Hormigas o termitas voladoras?

  • 02/05/2019 -
  • actualidad


¿Es una termita voladora? ¿Es una hormiga con alas? Mucha gente se hace esta pregunta cuando ve revolotear por su casa alguna de ellas. Es entonces cuando comienza a temblar.

Bien, con este post queremos ayudaros a diferenciar una hormiga con alas de una termita voladora o también llamada "alada". No queremos que sufráis si os encontráis con esta situación. Nuestra misión es avisaros qué si os pasa, plantéis las orejas y os mantengáis en modo alerta, que investiguéis, pero que en ninguno de los casos entréis en pánico ya que no es producente para vuestra salud.

Os lo planteo de esta manera porque no es la primera vez que nos pasa con algún cliente que nos llama alarmado por la presencia de termitas voladoras cerca de su casa. Es importante saber que mientras las hormigas voladoras no suelen ser plaga ni acarrean graves problemas más que una simple molestia, las termitas pueden destrozar vuestra casa, causando graves problemas en la estructura y el mobiliario de tu hogar.

  • Comportamiento

La primera pauta que debéis de seguir para diferenciarlas es la época del año en la que encontráis al insecto en cuestión. Si os la encontráis por estas fechas, en primavera, posiblemente sean termitas voladoras.

Las termitas voladoras salen al exterior en primavera, entre Marzo-Junio para conquistar nuevas colonias y fundar nuevos termiteros.

Sin embargo, las hormigas con alas salen en época de mucho calor tras periodos de lluvias. Su estación favorita para salir es otoño. Las hormigas con alas buscan humedad cuándo el suelo está caliente. Aprovechan las corrientes que se generan con la evaporación del agua para darles el empuje de volar.

  • Fisonomía

Hay tres partes clave en el cuerpo para diferenciar una termita alada de una hormiga voladora.

1. Las antenas. Mientras las antenas de las termitas voladoras son rectas, las hormigas las tienen dobladas.

2. Las alas. Ambas tienen dos pares de alas pero mientras que las termitas tienen las dos pares de alas iguales, las alas de las hormigas son de diferente tamaño.

3. La cintura. Esta es la diferencia más clara, al menos desde mi punto de vista. La termita no tiene cintura. No tiene separación entre el tórax y el abdomen. Sin embargo, la hormiga, tiene una cintura claramente diferenciada. Muchas veces hemos escuchado la frase “cinturita de avispa” y aunque no estemos hablando de avispas, las hormigas pertenecen al orden himenóptero al igual que las avispas.

 











Una detección a tiempo es crucial para reducir los graves problemas que pueden ocasionar las termitas en las viviendas. Por ello, es conveniente avisar a una empresa especialista de control de plagas cómo La Vall Grup siempre que se detecte algún probable signo causado por termitas. Por el momento, esperamos haberos ayudado a diferenciar una hormiga con alas de una termita voladora.